Distópolis

#HoyReseñamos FRACTAL de José Antonio Cotrina

En el día de hoy vamos a reseñar una novela corta que adquirí el mismo día que salió a la venta. Se trata de FRACTAL de José Antonio Cotrina. Y es que, una vez leído a este escritor, es imposible no hacerle un seguimiento (literario) exhaustivo. Esta novela se encontraba aún sin publicar, aun a pesar de haber resultado finalista del Certamen Literario Alberto Magno de Ciencia Ficción 2015. Todos sabéis que este formato no ha sido muy popular para los sellos editoriales hasta hace poco tiempo, y las pocas que alcanzaban ver la luz provenían en su gran mayoría del mercado anglosajón.

Si aún no conocéis a José Antonio Cotrina, vais muy tarde. Aquí os dejo una breve biografía literaria. Nació en la ciudad de Vitoria en julio de 1972 y, poco después, se puso a escribir. Y en eso sigue. Comenzó a publicar a principios de los noventa, relatos en su mayor parte. Da el salto a la novela con LAS FUENTES PERDIDAS (La Factoría de Ideas) en el año 2003. Desde entonces ha orientado su carrera hacia la literatura juvenil, con obras como LA CASA DE LA COLINA NEGRA (Alfaguara), la trilogía EL CICLO DE LA LUNA ROJA y LA CANCIÓN SECRETA DEL MUNDO (Ambas con la editorial Hidra). Tiene varios premios en su haber, entre ellos el UPC de novela corta de ciencia ficción por SALIR DE FASE, y el premio Alberto Magno, del que ha sido ganador en tres ocasiones. Mezcla sin pudor ni vergüenza la fantasía, la ciencia ficción y el terror, a veces hasta en la misma historia. Sus historias se caracterizan por la importancia de los escenarios, los giros argumentales sorprendentes y por un gusto por lo oscuro y macabro que lo emparentan con Clive Barker, autor del que Cotrina se confiesa seguidor. Entre sus últimas publicaciones se encuentran LAS PUERTAS DEL INFINITO, escrita conjuntamente con Víctor Conde y publicada por Fantascy, y CRÓNICAS DEL FIN, escrita conjuntamente con Gabriella Campbell y publicada por Alethé Ediciones. Ha sido traducido al inglés, al polaco, al checo, al italiano y al chino y canta fatal.

En primer lugar, comentar que nos encontramos ante una novela corta de ciencia ficción, en el que el tema principal es la existencia de mundos paralelos coexistiendo infinitamente y de la progresiva destrucción de cada uno de ellos tras la aparición de una malla violácea que envuelve el cielo y que está conformada por fractales. Este colapso de universos se produce mediante la colisión de unos con otros, cuyo proceso se desarrolla lentamente de manera inicial y que provoca un intercambio de elementos de cada uno, lo que origina situaciones muy peculiares aunque la breve longitud de la novela no permite explorar. Este intercambio comienza con elementos de pequeño tamaño, como rocas e insectos, aumentando progresivamente hasta alcanzar edificios, como “si las grietas entre mundos fueran cada vez mayores”.

La coexistencia e infinidad de estos mundos otorga una escasa probabilidad de que la historia se desarrolle en el mundo que conocemos y vivimos, aunque prefiero que sea el lector el que descubra, a pesar de que se desvele en las primera páginas de la historia. Como curiosidad, sí indicamos que se solaparán en la trama mundos con la antigua civilización egipcia perpetuada en el tiempo, dominadora del continente europeo, y una Gran Bretaña con un tal Jorge VII como rey (recordad que el último rey varón fue Jorge VI, padre de la incombustible Reina Isabel II). 

Resalta en el desarrollo de la narración la notable imaginación del autor, que desarrolla una trama de salvación sumergida en un mundo apocalíptico de universos paralelos, algo terriblemente complicado, más si cabe si le añadimos la limitación en el volumen de la historia. Por ello, considero que Cotrina tiene una capacidad de creación de historias fuera de lo normal y que se encuentra entre los mejores escritores dentro del género fantástico nacional.

Otro punto a destacar en la historia es la indispensable influencia del amor en las relaciones humanas, que aparece fundamentalmente en la historia central, pero que se refleja también en las otras dos. 

La estructura de la historia es muy particular, ya que el texto está dividido en nueve capítulos, titulados con numeración ascendente hasta el quinto, en el que procede a ser descendente. Y en aquellos capítulos con idéntico título, se aborda la historia desde la perspectiva de un mismo personaje.

También me gustaría señalar que, aunque estamos hablado de una novela de ciencia ficción, en ningún momento la trama se enreda en lenguaje técnico, complejo y difícil de leer para un público más generalista. Es una historia narrada con un lenguaje sencillo, propio para abordar un novela corta, en la que el lector se sumerge directamente en la narración de los sucesos con un ritmo ágil.

La historia me ha parecido interesante, aunque no se encuentra a la altura de otras obras del autor, por lo que la valoración de la misma sale perjudicada. Sin embargo, creo que su lectura es recomendable por el enfoque que da al tema de los multiversos, por la originalidad en su estructura y por el mencionado tema amoroso subyacente detrás de la historia. Es por ello, que mi valoración final es de tres estrellas.

 

VALORACIÓN FINAL: 3/5

 

Adquiere la novela AQUÍ

 

 

Ficha Técnica

 

Título: Fractal

Saga / Colección: ***

Título Original: Fractal

Autor: José Antonio Cotrina

Editorial: Autopublicado

Traducción: ***

Ilustración De Cubierta: Libertad Delgado

Género: Ciencia Ficción

Encuadernación: Tapa Blanda

ISBN: 9798605155034

Páginas: 104

Fecha De Publicación En Español: 28/02/2020

Fecha De Publicación Original: 28/02/2020

Página Web:

Precio En Papel: 8,60€ – Precio En Digital: 2,99€

Premios: Finalista Mejor Novela Corta Certamen Literario Alberto Magno de Ciencia Ficción 2015

¿Dónde conseguirla?: Puedes adquirirla AQUÍ

 

Sinopsis

Tu Tierra no es la única Tierra

Imagina varios mundos similares al tuyo.

Mundos donde otras civilizaciones ganaron una guerra que cambió el rumbo del planeta, mundos donde nacieron tecnologías diferentes, mundos con sus propias historias de lucha, amor y desamor.

En uno de esos mundos, una tormenta fractal aparece sobre Brisbane, Australia, a las siete de la tarde de un día de agosto. Una malla de energía violácea envuelve el cielo. Y eso es solo el principio.

Tan solo doce horas después, la telaraña cubre media Australia, Papúa Nueva Guinea y Nueva Zelanda. En una semana, medio planeta está cubierto por la red. Al duodécimo día, la Tierra entera está encerrada en una prisión de energía.

Luego comienza el derrumbe.

Es el fin del mundo. El final de muchos mundos. Un colapso de realidades que está a punto de llevarse por delante un sinfín de Tierras paralelas.

Y los únicos que pueden contener el desastre son los tripulantes de la nave Pegaso. No es la primera vez que se enfrentan a la red fractal; de hecho, ese es su trabajo. Pero esta vez es diferente.

¿Qué ocurre con esta Tierra, de la que parte la red? ¿Qué la hace distinta al resto? ¿Y podrán detener su avance, antes de que la destrucción se propague y arrase el multiverso por completo?