Oz Editorial publicará en el primer semestre de 2020 la novela THE CALCULATING STARS de Mary Robinette Kowal, primera entrega de la saga LADY ASTRONAUT

La escritora norteamericana Mary Robinette Kowal ha sido reconocida internacionalmente gracias a su saga LADY ASTRONAUT, que publicará en nuestro país el sello Oz Editorial. La primera entrega, THE CALCULATING STARS, saldrá muy probablemente durante el primer semestre de 2020. Esta novela ha sido galardonada en 2019 con los Premios Hugo y Nebula en la categoría de Mejor Novela y el Premio Locus a Mejor Novela de Ciencia Ficción. La traducción correrá a cargo de Aitana Vega. A esta novela le seguirá su secuela ya publicada en el mercado anglosajón, titulada THE FATED SKY.

Estas novelas son precuelas del relato LA SEÑORA ASTRONAUTA DE MARTE (THE LADY ASTRONAUT OF MARS) que fue galardonada con el Premio Hugo 2014 de relato y finalista del premio Ignotus 2016 de cuento extranjero. Fue publicado en España traducido por Pilar San Román en la antología A LA DERIVA EN EL MAR DE LAS LLUVIAS Y OTROS RELATOS (Sportula, 2015).

Además, el pasado año se anunció además que la autora extendería la saga con dos novelas más, tituladas THE RELENTLESS MOON y THE DERIVATIVE BASE, que se publicarán en 2020 y 2022, respectivamente.

La traducción libre de la sinopsis original de la novela es la siguiente:

“En la fría noche de primavera de 1952, un enorme meteorito cae a la tierra y destruye gran parte de la costa este de los Estados Unidos, incluido Washington DC. El consiguiente cataclismo climático hace que la tierra se vuelva inhóspita para la humanidad, como lo hizo el último meteorito con los dinosaurios. Esta amenaza inminente requiere un esfuerzo radicalmente acelerado para colonizar el espacio, y una participación mucho mayor de la humanidad para participar en el proceso.

La experiencia de Elma York como piloto y matemática de WASP le otorga un lugar en las pruebas de la Coalición Aeroespacial Internacional de poner al hombre en la luna. Pero con tantas mujeres piloto y científicas cualificadas y experimentadas involucradas en el programa, no pasa mucho tiempo antes de que Elma comience a preguntarse por qué no pueden ir al espacio también.

El impulso de Elma para convertirse en la primera mujer astronauta es tan fuerte que incluso las convenciones más queridas de la sociedad pueden no tener una oportunidad contra ella.”

Y para finalizar, os dejamos con la portada en su edición original: